Sunday, 6 November 2016

La Estación de los Aguacates



Escrito por Lindsay de Feliz, traducido por Ambiorix Paulino

Llevo más de un mes sin escribir una entrada en el blog y por eso tal vez merezca un golpesito en la mano. La única escusa que tengo es que sigo bien ocupada con mi trabajo pero pronto todo se tranquilizara.

Es el tiempo de los aguacates, nuestros arboles aun no producen pero somos dichosos porque a nuestros vecinos si les están saliendo – miren este barbaraso.




Nos comemos por lo menos dos aguacates todos los días y ahora soy una experta porque se diferenciar cuales son criollos – o sea los que son dominicanos y los injertos. Estos últimos tienen una textura y un sabor diferente y nosotros preferimos los primeros. Por eso cada vez que nos comemos un hermoso aguacate criollo nos quedamos con la semilla para sembrarla.

No deje que Danilo sembrara la semilla de este monstruo de aguacate en el jardín de una vez para ponerlo a crecer en agua, algo que según el es una caballa y tampoco funcionara. Todos los días íbamos a la cocina a ver que había sucedido con la semilla. Aquí esta luego de tres semanas. Hombre de poca fe.


También me antojaba un encurtido pero ya que no se cuales son los ingredientes que necesito, en su lugar hice una conserva agridulce de tomates verdes.


Era riquísimo y hasta a mi amiga americana Tracey, quien nunca había oído del agridulce, dijo que era delicioso – creo que los americanos le llaman relish.

Canguru sigue creciendo y ahora solo vive para escaparse. Ella y su mama – Grita Mucho – se salen corriendo cuando encuentran la oportunidad sin importar el sin numero de veces que les tapamos los hoyos a la carca. Ellas se van y duran varias horas al igual que sus antecesores Panda y Pandora quienes llegaron a un final horroroso. Ahora estamos ahorrando para construir una pared alta de seis pies en todo el frente del jardín, algo que costara decenas de miles de pesos, por lo cual se llevara tiempo. ¡No podemos construir una pared por detrás porque son muchas hectáreas! Ella va cambiando de color, su pancita es marrón y blanca y su espalda se le esta poniendo negra.


La rata todavía sigue con nosotros. Lo oímos comiendo de noche así que en vez de irme a la cama con un peluchito y un pote de agua caliente nos acostamos con misiles – botas para el lodo Wellington (¿Le dirían así en Norteamérica?), ¡Y libros! Si nos levantamos en la noche y lo oímos masticando le tiramos un misil y el se va. No es una solución permanente – pero es una solución dominicana. Danilo se esta cansando de despertarse con el ruido de sus mordiscos así es que pienso que por ahí vendrán las trampas de camino.

Nos han llegado dos visitas, Tracy y Mario quien ya tiene su visa para los EEUU y viaja mañana y una señora americana con una pareja dominicana por unos días. Ella me trajo un teclado inalámbrico que cabe perfectamente encima de mi ordenador portátil así es que todos los sistemas están listos para arrancar de nuevo. Es mejor que tener que punchar el teclado dominicano ruidoso encima de mis piernas.

La noticia mas excitante es que tengo un amiga canadiense que viene de visita a puerto plata así es que voy a ir a mis cuatro días de vacaciones anuales a Sosúa.  Miren este espacio para que lean mi reporte sobre Sosúa y el lugar donde voy a hospedarme, apartamentos Casa de Compai. Una señora rusa me va a cortar el pelo, me encontrare con unos amigos del internet y también estaré en Tubagua Eco Lodge. Nunca me he pasado mas de unas horas en Sosúa así es que estoy bien emocionada porque tengo muchas ganas de vivir esa experiencia.
¡Cuánto anhelo el descanso!

Monday, 3 October 2016

La Rata

Escrito por Lindsay de Feliz, traducido por Ambiorix Paulino

Antes de explicarles sobre el titulo tengo que hablarles del diseño de nuestra casa.

Es una casa rara ya que la mitad fue construida al estilo de un salón de billar con un apartamento arriba en la segunda planta, pero nosotros le cambiamos el primer piso a una sala/comedor, un estudio, cocina, almacén y abajo tenemos un baño y una habitación para los perros.

Arriba hay otra sala, tres habitaciones de dormir y un baño con una terraza que le rodea además de otra terraza.

El techo es lo más interesante. Esta hecho de madera con material de asfalto por encima que lo sostiene un pedazo de madera en cada esquina y hay un hueco de varios pies de largo entre el techo y la pared.

Así es:


La mayoría de las casas dominicanas están construidas de esta manera para dejar escapar el aire caliente y mantener la casa fresca. Aunque la mayoría tienen un techo de zinc, no de madera laminada (plywood).


El techo se ve muy lindo desde abajo – se ve bien rustico, aparte de las esquinas que están un poco descompuestas y unos hoyos que les hizo el hombre del internet cuando lo piso con botas con tacos al intentar arreglar la antena de trente pies que tenemos en el techo.

De todos modos, al ser británica yo pienso que la gente debería tener un poco de privacidad en la recamara y en el baño así es que cuando Danilo termino de diseñar y construir la casa antes de mudarnos le pedí que subiera las paredes de adentro hasta el techo y que dejara una pequeña brecha en la pared de afuera para que salga el aire caliente.

Esta es la brecha pequeña al lado de la habitación para huéspedes.


Al resto de las paredes de arriba se le taparon las brechas con madera.


Aparte de la pared entre nuestra habitación y la de los huéspedes – lo que significa que los sonidos, todos los sonidos de una habitación se oyen en la otra. No la tapamos entre los dos cuartos porque estábamos esperando que se instalaran unos armarios, los cuales fueron instalados hace más de tres años.

Así se ve desde nuestra habitación:


Y así se ve desde la habitación de huéspedes al otro lado de los armarios.


Entonces ya que pueden ver a lo que me refiero puedo empezar.

Anoche me fui a acostar y Danilo bajo a ver televisión. Cuando yo me voy a la cama voy a dormir y si hay alguien al lado viendo televisión con el volumen a nivel dominicano comentando sobre el programa, típicamente History Channel o National Geographic, haciéndome todo tipo de preguntas, dándome con el codo si no le respondo, yo me pongo de mal humor. Me enojo muchísimo. Así es que la ley cuando yo me acuesto y él quiere seguir viendo televisión es que él se va abajo a verla.

 Estoy acostada en la oscuridad escribiendo el quinto capítulo (si ya he terminado del 1-4) del Libro Numero Dos en mi mente y estaba escuchando los ruidos de afuera para poder describir las noches en el campo. Los grillos chirriando, las aves chillando y de vez en cuando algún ruido en el techo. Siempre nos hemos preguntado lo que sería el ruido que venía del techo ya que nada se puede encaramar al techo por dentro de la casa, entonces tenía que ser algún pájaro o una gallina.

Luego oí como que se cayó algo en la habitación. Pensé que había sido un gato o algún cachorrito pero no me respondieron cuando le llame así es que me pare de la cama y prendí la luz y ahí estaba. Una rata. Estaba encima de nuestro armario, en medio de nosotros y la habitación para huéspedes, y se encaramo encima de la pared a mirarme.

Las ratas dominicanas no son como las ratas británicas. He vivido en casas en Inglaterra donde las ratas siempre se encontraban en el jardín y creo que dicen que en Londres que siempre le estas a unos diez pies de distancia a una rata, ¿o serán diez  yardas? Las ratas británicas son grandes y tiene colas gruesas.


También tienen dientes grandísimos y espantosos. Piensa en la peste bubónica. Piensa en algunas doce pulgadas de largas.


En cambio las ratas dominicanas son lindas, o sea para ser ratas. Tienen bellos largos, son más pequeñas, el bello es más claro y de tamaño están entre medio de un ratón y una rata británica. Busque una foto por Google de una rata dominicana pero no pude encontrar la que estaba en mi habitación, lo único que encontré fueron fotografías de hombres dominicanos conocidos como ratas del amor.

Al fin encontré una foto. Ya vez, linda entre las ratas.


De todos modos corrí abajo y le dije a Danilo: “Rata en la habitación” y le explique donde estaba. El subió arriba pero ya se había ido, algo que no me sorprendió ya que tiene todo el piso de arriba para explorar. También tiene las terrazas, encima de las paredes y si necesita esconderse se puede meter en todos los huecos de los blocks de cemento, de los cuales están construidas todas las paredes. Y al menos que las ratas puedan brincar 30 pies al suelo (¿lo podrían hacer?) no podrá salirse.

Danilo estaba tranquilo como siempre. “Todas las casas tienen ratas. Eso no es un problema. Una rata es una rata.” Bueno me puedes llamar cobarde pero no quiero una rata en mi recamara y donde hay una rata siempre habrán mas. Creo que debe ser recién llegada porque yo no las había visto antes y los gatos atrapan todo lo que se mueva y nunca han traído una rata. Deduzco que tal vez tiene alguna conexión con la llegada de Albert ya que el acostumbra a pasarse el día entero comiendo, si no es en la habitación es delante de la televisión y no entiende para nada el concepto de que no debería tirar comida, los papelitos de los dulces o la cascara de fruta en el suelo o debajo de la cama.

El problema es que tenemos visita que nos llega en doce días que se va a hospedar en esa habitación y no creo que la gente que venga de las afueras se sentirán igual de tranquilos con una rata observándolos desde arriba del armario. Especialmente porque la gente que viene, una americana y su prometido dominicano, llevan muchos meses sin verse. Me imagino que habrá un grupo de ratas reunidas arriba del armario asechando todo lo que suceda en la recamara.




Así es que tengo que resolver el problema. La primera solución será deshacerme de las ratas. Yo tengo un espíritu bueno y por eso no quiero tener que matarlas y tampoco usare veneno porque tengo perros, gatos y gente en la casa. No puedo soportar el sonido que hacen las trampas para ratas y menos el tollo así es que compre el famoso producto dominicano –
El final de la rata – La rata se encuentra con un fin pegajoso.
 
Esta es una carpetica pegajosa, aparentemente súper pegajosa y le untan una fragancia que las ratas encuentran irresistible. Cuando la rata se le para encima se queda pegada. Le pregunte al hombre del colmado lo que debería hacer cuando se pegue y él me dijo que la matara. Cuando le pregunte como debía hacerlo me dijo que usara un machete. Le pediré a Danilo que saque la rata y a la carpetica afuera para que la despegue y la deje ir.

Mientras tanto le pediré al carpintero que ponga madera entre las dos habitaciones con la esperanza de que la rata se quede en nuestra habitación si la carpetica pegajosa no funciona. Danilo está seguro de que yo me acostumbrare a que ella/ellos anden por encima de las paredes y que ellas son buena compañeras de noche. Bueno. ¡No me dejan tener perros en la recamara pero con las ratas y las gallinas no hay problema!

Sunday, 18 September 2016

Cumpleaños de Chivirico - ¡Oh Dios mío!


Escrito por Lindsay de Feliz, traducido por Ambiorix Paulino

El viernes fue el cumpleaños de Chivirico así es que Danilo fue a recogerlo el sábado para que celebremos con un día especial el domingo.

El día empezó cuando Albert y él se levantaron temprano e hicimos empanadas de queso y salami para el desayuno. Esta es una foto del libro de cocina de tía Clara, Cocina Dominicana.

Cuando se termino el desayuno – no hay fotos porque eso fue a las 6:30 de la mañana y yo todavía estaba durmiendo – llego la hora de preparar la masa para la pizza, hecha por Chivo y el pan, hecho por Albert. También hubo un poco de competencia a ver cual harina de las dos iba a subir mejor. Luego de que preparamos la masa la pusimos en el jeep para que suba – era un día nublado y fresco y el jeep estaba bien calientito.

Unas horas más tarde los dos vinieron a enseñarme el resultado y ambas habían subido bien.

Después llego la hora de un almuerzo especial – dos pescados chillo enormes del Sr. de los Pescados.

Chivirico estaba ansioso de que Danilo le tome la foto de cada año donde lo tiene cargado, sostenido sobre agua. Cada año ha sido en una piscina, en el mar o en el rio y este año abrió un restaurante con barra y piscina a solo una milla de donde vivimos así es que decidimos ir allá. Él y Albert estaban contentísimos así es que después del almuerzo nos fuimos. Pero estaba lloviendo y no solo eso sino que también habían truenos y relámpagos y les advertí que no entraran a la piscina antes de que termine de relampaguear.

Entonces llegamos a esta nueva piscina y al entrar recibimos una buen bienvenida a para huéspedes.

La tubería que bajaba del techo le echa toda el agua a la gente mientras van entrando al complejo de la piscina. Entonces, aunque Danilo nos había dejado esperando cerca de la entrada cuando fuimos a llegar ya estábamos empapados de agua. ¡Jei jo! Pensé, pronto nos vamos a poder secar, y a que diseñador se le ocurre bañar a los clientes con agua mientras van llegando. Pero sucede que luego de pagar la entrada nos vimos cara a cara con otro obstáculo de agua.

Estaba ubicado justo en la entrada a la piscina, una barrica de agua grandísima a la cual se le salía el agua mientras se iba llenando y mojaba a cualquiera que le pasara por el lado. Danilo entro primero.

Teníamos una mesa al otro lado de la piscina bajo un techo de metal, pero tuvimos que pasar por seis pulgadas de agua. Seguía el relampagueo por todos los lados y les dije a los muchachos que suban los pies encima de las sillas ya que era una idiotez el estar sentado bajo un techo metálico con los pies metidos en seis pulgadas de agua. Mientras tanto el dueño intentaba sacar el agua del piso desesperadamente y el barril de agua seguía llenándose y botándose mientras se mecía peligrosamente en el escalón.

Parece que la gente en la mesa al otro lado de la piscina ni se daban cuenta del peligro que se acercaba y sucede que luego el dueño vacio el barril de agua y siguió barriendo para sacar el agua y luego de unos segundos se lleno otra vez y él lo volvió a vaciar. El agua que teníamos por los tobillos subió a nueve pulgadas.

Albert estaba tan desesperado de meterse en el agua que cuando dejo de relampaguear recibió la luz verde. Se fue corriendo y se tiro adentro. Danilo se puso furioso diciéndole que nunca se tire en el agua sin saber si es bajita porque se puede romper la cabeza o si es honda y no puede nadar. El siguió haciéndolo, una y otra vez. Cada vez le voceábamos y él lo seguía haciendo.

Tomamos la famosa foto de Danilo con Chivirico sobre el agua la cual hemos tomado cada año desde que cumplió su quinto cumpleaños.

¡En esta no se le ven las piernas! Y le seguíamos voceando a Albert que no se tire en la piscina – hasta que…lo vimos corriendo por la piscina con la cara llena de sangre. Si, se había golpeado la cabeza  en el fondo de la piscina y se le abrió la frente como a una ciruela madura. La gente vino de todos lados a decirnos que lo llevemos al hospital y que llamemos la ambulancia pero le dijimos que lo podíamos resolver en la casa y así termino el viaje a la piscina.

Albert se puso servilletas en su herida y cuando llegamos a la casa y tuve mi momento de, “Oh Dios mío” cuando Danilo lo sentó en un taburete de bar y se le acerco con una jeringuilla.
¿Danilo, que haces?” le pregunte.
“Anestesia” dijo.
¿Para qué?”
“Para coserlo”, y vi a Chivirico lambiendo hilo para metérselo a una aguja.
“Estas bloody loco – yo tengo cintas estériles, no hay que coserlo”.
“Inglés tu no sabe nada. Yo coso gallos, es como coser un gallo”.
Albert tenía los ojos como platillos de grande sentado en el taburete.
“Ok, lo haremos de la manera inglesa con antibiótico y cintas estériles y si no se le ha cerrado la herida en tres días lo puedes coser.”

Le limpie la herida, le puse las cintas estériles (una basura según Danilo) y Albert ahora está sentado viendo televisión con un esparadrapo en la cabeza.

Ahora lo único que falta es hacer la pizza y hornear el pan.

Monday, 29 August 2016

La Llegada del Hombre de los Pescados

Escrito por Lindsay de Feliz, traducido por Ambiorix Paulino

Unas semanas tranquilas (para variar).

El líder del nuevo partido de Danilo le dijo que cuando iban llegando los resultados ellos estaban en la jefatura. Después de los primeros dos boletines, los cuales representaban el vente por ciento del voto, era obvio que Danilo iba a ganar con una gran mayoría de los votos y luego recibieron una llamada del partido del gobierno actual – PLD – diciéndole que, "Lo sentimos mucho pero no podemos dejar que esto suceda porque sería demasiado vergonzoso así es que será necesario cambiar los resultados.” Y como sabemos eso fue lo que hicieron. Le han prometido un “buen” trabajo pero todavía nada. Danilo se ha anotado en la universidad para el próximo semestre ya que solo le faltan unos cuantos semestres para calificar.

Mientras tanto esta limpiando y sembrando la finca y tenemos matas de juca y batata que van creciendo bien. Les ayudo un agua que nos callo recientemente ya que parece que la temporada de huracanes va cogiendo impulso a lo que se termina la estación.

Albert continua siendo ‘interesante’. Ya empezó a asistir a la escuela aquí y también va a la práctica de beisbol. Solo hay ocho niños en su clase de quinto grado y espero que haga mucho progreso este año. Han construido una escuela nueva cerca de nosotros – hasta ahora camina unas millas todos los días a la de el – quizás abrirá la próxima semana. En ese entonces asistiría desde las ocho de la mañana a las cuatro de la tarde.

Él me llamo el otro día para decirme que algo le sucedía a su gato porque estaba haciendo un ruido extraño. Yo fui a investigar y el gato se veía bien, pero me dijo que si le ponía la mano el gato ‘vibraba’. Me di cuenta de que él se estaba refiriendo al ronroneo y nunca había oído los ronrones que hacen los gatos. ¡Ha ha! El programa de entrenamiento que le había enseñado como comer, como jalar la cadena del inodoro, el no dejar la puerta de la nevera abierta, el limpiar la tina si te bañas con calizos enlodazados y una lista de muchas otras cosas más continúa.

A la cachorrita les pusimos Canguru de nombre ya que es del mismo color y brinca por todas partes. Ella es demasiado molestosa pero a la vez divertidísima y tiene unos ojos azul y verde de los más lindos.

Ella sale al jardín con su mama la cual le está enseñando a caerle atrás a las gallinas ya los gatos – nada bueno y nada le trae más placer que el taparle la puertita dominicana para gatos, mejor conocida como el joyo, para que no puedan entrar los gatos.

La mejor noticia de todas es que ahora tenemos un hombre que vende pescados en el otro campo cercano así es que cada dos semanas vamos y le compramos. Si no llegamos a ir él se aparece en la entrada de mi casa, me dice lo que tiene y hacemos una cita para yo ir a recogerlos. La semana pasada fuimos al pueblo en la montaña y cuando veníamos de regreso Danilo necesitaba el baño con urgencia (había picado demasiada comida en la calle) y me dejo en la casa del hombre de los pescados. Compre dos chillos bien lindos y pensaba irme caminando a la casa para encontrarme con Danilo en el camino ya que eran algunas cinco millas. El Sr. de los Pescados dijo que me iba a llevar en su motor. ¡Él debería haber tenido algunos sesenta u ochenta años de edad y cuando íbamos de camino conducía como un loco! Llegue a nuestro hogar mucho antes de que Danilo hubiera salido de la casa.

Preparamos los pescados y los pusimos en el sol en el ultimo pedacito de terraza que nos queda – aparentemente esto impide que el aceite brinque mucho cuando se fríen.

Delicioso.

Wednesday, 10 August 2016

Sin madres en las montañas

Escrito por Lindsay de Feliz, traducido por Ambiorix Paulino

No tiene el mismo timbre que el titulo de la película Sleepless in Seattle pero ¡Jei jo!
Es increíble el número de niños que se crían sin sus madres. No me puedo imaginar la vida sin mi madre, y hablamos todos los días en Skype.

Danilo se crio sin su mamá, ella se busco otro hombre y su papá se llevo a Danilo y a su hermano mayor Biembo a vivir en las montañas de Barahona. Danilo tenía cuatro años de edad. En este país se acostumbra a que si los padres se dejan los barones casi siempre se van con el papá y las hembras con la mamá. Pero si el papá tiene los barones y encuentra otra mujer la mayoría de las veces ella no querrá los hijos de otra mujer, entonces se can a vivir con los padres del papá – como sucedió con Chivirico quien fue criado por sus abuelos porque su mamá se fue cuando solo tenía unas semanas de nacido.

Chivirico y su abuela
 La madre de los dos hijos de Danilo también los abandono cuando el más pequeño tenía 3 semanas de nacido porque encontró otro hombre. La mamá de Danilo los crio hasta que murió unos años mas tarde. Después él tuvo que encargarse. Hasta su tercer hijo, que tuvo con otra mujer, tuvo Danilo que criarlo unos años hasta que regreso la mamá a buscarlo luego que lo había abandonado para llevárselo a España.


Danilo y los tres muchachos 2002
 Aunque ahora han cambiado un poco
 
Nosotros tenemos a Albert viviendo con nosotros ahora. De nuevo, la mama no lo quiere y su papa no puede atenderlo aunque vivo con él hasta los siete años de edad. En muchos casos si el padre no puede pagar la manutención de los hijos la mamá le entrega al niño. Así sucedió en esta ocasión y el papá es medio hermano de Danilo, pero luego que sufrió un ataque de apoplejía no puede atender a Albert.

Todos esos barones sin madre que los cuiden. Cuando veo el encanto que son estos niños y todo lo que llega a ser de sus vidas me da pena con las madres que no saben del gusto y el orgullo que se han perdido. En realidad no entiendo cómo pueden hacer lo que hacen.

También le pasa a los pollitos. Se nos murió una de nuestras gallinas y nos dejo un montón de pollitos. Algunas gallinas se encargaron de los primeros que nacieron pero ni querían saber de los que salieron unos días mas tarde.  Se los tuvimos que quitar antes de que la mama los matara. Entonces tenemos un montón de pollitos sin madres – pero por lo menos se mantienen calientitos uno al otro de noche en el cubo de plástico.

Anoche sentía que estaba mirando una foto de cuatro y vente mirlos asados en una torta.

Todos los cachorros se han ido aparte de uno así es que la casa casi esta libre que mierda y orine. Terminamos quedándonos con una – ella se escondió cuando se fueron los otros así es que obviamente quería quedarse. Se pasa todo el día encontrando cosas para esconder – entonces creo que ella nos traerá problemas – Miss Brown Nose.

Y para finalizar, a veces me encuentro con otros blogs en inglés que me gustan y éste se los recomendare para que le echen un vistazo.  La escritora es una señora americana que vive en Sosúa en la costa norte de país y se pinta como una buena niña judía. Para mi es mucho más que eso y ella también escribe sobre sus experiencias en el país – muchas de las cuales tienen mucho parentesco  a las mías – tal como ollas de vidrio Pyrex que se explotan en el horno.  Espero que lo disfruten.

Friday, 29 July 2016

Hola Zika



Escrito por Lindsay de Feliz, traducido por Ambiorix Paulino

 

 

Todas las travesuras de las elecciones van llegando a su conclusión. La corte como que se durmió aunque todos los delegados firmaron un papel declarando que no estuvieron presentes en el conteo, o sea que la corte electoral había fingido sus firmas. Así es que no habrá resultado luego de todo el trabajo que hicimos. Pero tenemos una demanda de fraude en las cortes civiles exigiendo compensación. No me queda mucha esperanza pero seguimos en la lucha. Desafortunadamente la gente de Guayacanes, la mayoría de las cuales votaron por Danilo se quedaran atascados con un alcalde que nunca hizo por ellos y tampoco lo hará. Es una parodia de la justicia que ellos sufrirán. Mientras tanto dicen por ahí que el gobierno le dará un trabajo a Danilo y algunos miembros de su equipo para “disculparse” por las trampas y el fraude – el nuevo gobierno asume poder el 16 de Agosto y todos los trabajos cambiaran de manos. Tendré que verlo para creerlo.

 

Danilo esta aclarando la tierra mientras espera que abra la universidad. Tenemos algunos cuatro o cinco hectáreas que se descuidaron mientras él hacia su campaña y ya que hubo una sequía el año pasado la mayoría de la vegetación se había muerto. De todos modos cuando la limpio encontró cuatro matas de toronja, una de naranja, dos de mango, una de aguacate y otra de guanábana. Todas se ven saludables y quizás nos den fruta de aquí a un año o dos.

 

Yo me sentí cansada la semana que paso, algo rarísimo, y los dolores en la manos me levantaban en la noche. Me preocupaba un poco porque pensaba que tenía artritis o reumatismo y sucede que las manos son necesarias si te pasa el día entero escribiendo en un ordenador portátil. Luego, hace como una semana me levante y me sentía peor. Tenia los ojos rojos y pegajosos, las manos y los pies me dolían y unas ronchas desde los dedos de los pies a la cabeza. ¡Hola Zika! Me le he escapado al dengue desde que llegue aquí, algo justo porque me ha dado dos veces – una vez en Singapur cuando tenía ocho años y la otra fue en Sta. Lucia cuando me dio dengue hemorrágico. La tercera vez será peor. También le escape a la Chikungunya así es que no me puedo quejar de que solo me haya dado Zika. Se me paso después de cinco días y regrese a lo normal, pero en estos momentos hay mucha gente que la tiene.

 

Teníamos problemas con nuestro sistema de satélite Sky, la señal de la televisión se iba y venia. Danilo pensó que esto se debía a que los arboles de caoba que nos quedaban al lado estaban demasiado altos. Fácil de corregir, solo quítate los zapatos, ponte el machete entre los dientes y encarámate sesenta pies en un gancho meneándose sin ningún equipo de protección y móchale el cojoyo.

Él esta en el medio de la foto.


 

Encima del árbol algunos sesenta o setenta pies de alto.


 

Cuando se encaramo encima le corto el cojoyo, (esperando que no se fuera a aparecer el ministro del medioambiente ya que no estas supuesto a cortar arboles sin permiso – y mucho menos los de caoba). ¡Y luego yo me di cuenta que el satélite no le apuntaba a ningún sitio cerca del árbol! Un día más tarde el satélite dejo de funcionar completamente. Yo llame a la compañía de Sky en Méjico donde no entendí nada porque el español mejicano es como si me hablaran en chino, pero un hombre de Sky se apareció hoy y lo arreglo todo. No tuvimos que cortar mas arboles.

 

Los cachorros van creciendo – se ven súper graciosos pero pronto tendrán nuevo hogar. Quizás aparte de Lobita.


Thursday, 14 July 2016

La vida continúa


Escrito por Lindsay de Feliz, traducido por Ambiorix Paulino


Les prometí que los iba a mantener al día sobre los proyectos de construcción.

Lo primero fue una casa nueva para las gallinas - bueno, en realidad un edificio de apartamentos para gallinas. Tuvimos que mudar a las gallinas detrás de la casa para que no estuvieran al alcance de los perros y para evitar que vinieran las gallinas de los vecinos a visitarlas. A mí no me molesta que ellas visiten, pero a los perros no les gusta, y la mayoría de las veces las gallinas no llegan a regresar a sus hogares después del viaje. 

Debo decir que el reciclaje llego a un nivel completamente nuevo. Adiós terraza.



Hola edificio de apartamentos para gallinas.



Está ubicado en el jardín de atrás, detrás del barbicu, ahí nos queda conveniente por si queremos comer pollo a la brasa. Pero a él se la acabo la madera, entonces utilizo uno de los carteles de su campaña. Me pueden llamar Sra. Sentida, pero creen que a mí me gustaría ver un cartel de la campaña cada vez que mire por la ventana - pienso que no. Por lo menos quedo bien combinado ya que es del color verde.

 Hay cuatro apartamentos para gallinas.



Cada uno tiene un tazón para la comida y para el agua, un palito para encaramarse y un rincón para anidarse ya que cada apartamento tiene un gallo y una gallina. Cuando las gallinas se sientan encima de los huevos los gallos se mudan a otro apartamento. ¡Él tuvo que construir cuatro más! Ahora también tenemos un apartamento criadero para las gallinas y los pollitos que saquen. ¿Es impresionante no?

Como les mencione las elecciones los pondré al día. La señora gorda no ha cantado todavía pero creo que se encuentra en el camerino poniéndose su maquillaje. Llevamos semanas con un lleva y trae a la corte entregando pruebas que a Danilo y a los otros delegados no los dejaron entrar al conteo. Lo más reciente, sin irnos a los detalles, es que parece que las firmas de los delegados fueron falsificadas y hoy dijeron que, supuestamente, todos los involucrados serán interrogados. Esperamos que ya para principios de la próxima semana nos avisaran si habrá un recuento – aunque para serles sincera creo que ya se nos hace tarde en lo que va el día. Sigue la lucha. También tenemos un caso con la corte constitucional, pero ya que en el 16 de agosto cambian todos los jueces cuando entra la nueva administración no parece que están haciendo mucho trabajo.

La vida no va muy fácil en estos momentos que digamos. El carro de Danilo se daño y parece que hay que cambiarle la transmisión otra vez – tan solo cuesta US$1,000. No capto la razón por la cual un carro necesita una transmisión cada doce meses, pero los mecánicos de aquí viven por sus propias leyes. La mayoría no tienen ni idea y son expertos en decirte que acaban de comprar una pieza nueva sin haberlo hecho. Yo siempre digo que le pidan el recibo de la pieza que acabaron de comprar pero aparentemente las cosas no se hacen de esa manera. De todo modo el carro está arreglado pero solo nos lo regresan cuando paguemos por el – lo que se llevara un poco de tiempo.

Mientras tanto el gas de cocinar se me acabo la otra noche mientras cocinaba una pizza. Sin carro no se puede llevar a llenar el tanque porque queda a más de cinco millas y aquí no hay moto conchos. Danilo brinco a la obra, busco leña y dijo que ahora íbamos a cocinar en el barbicu. Yo tenía mis sospechas. Una cosa era usar el horno con leña para cocinar pizza y otra era colocarla en un barbicu. Mis preocupaciones fueron justificadas cuando vi la pizza en llamas al mirar por la ventana. (Estaba bien oscuro)
 
En todo caso estaba deliciosa con un saborcito rico ahumado.


Al próximo día volvimos otra vez al fogón para hacer sopa de pescado y empecé a entender cómo mantener la temperatura bajo control, manipulando los palos de leña que estaban supuestos en forma de estrella. Los entraba para alimentar el fuego y los sacaba para bajar la temperatura. ¡Tal vez dejemos de usar la estufa!
 
La casa también está llena. El sobrino de Danilo, Albert está viviendo con nosotros. Albert tiene diez años y vivía con Alberto, el hijastro, pero Alberto perdió su trabajo en la Zona Franca porque cerraron la factoría y no tienen con que darle de comer así es que ahora está aquí. Desafortunadamente han regresado los días en que los niños se comen todo en la nevera, pero ahora soy más madura y tengo más sabiduría, él tiene su propio estante en la nevera y nada de lo otro le toca. También vino Chivirico a pararse unas semanas y Danilo se contento al tener dos pequeños duenditos que lo perseguían a todas partes.
 
Los niños se embullaron haciendo tiragomas y trampas para atrapar cualquier cosa. Duraban mucho tiempo sentados en el jardín esperando a que algo se metiera a la trampa para jalar el lazo y atraparlo. Dichosamente no han agarrado nada todavía.
 
Y  para terminar con una nota mixta.  Mi gata Matilda de quince años, la que salió afuera hace unas semanas y desapareció no se ha vuelto a ver. Ella no estaba enferma aunque tenía Alzheimer. Dure varias semanas buscándola, pero no encontré señal alguna de ella.
 
Pero mientras se acaba una vida empieza otra ya que Grita Mucho tuvo cuatro cachorritas. Cuatro huskitas mas que tienen poco más de una semana vivas. La mama y su cría van bien.